Cerca de La Granja

No. 6 —— 08 Mar 2015

Después de pasar el día por la hasta ahora desconocida para mí ciudad de Segovia, nos subimos al coche para hacer el viaje de vuelta a casa, y por cosas de la vida -y del GPS- nos llevó por el mismo camino por el que habíamos ido esa misma mañana a visitar La Granja de San Ildefonso. ¡Por suerte! Ya le había echado el ojo a un sitio en el que no había parado horas antes, pero en el que hubiuera sido un error no hacerlo con la luz tan maravillosa que había esa tarde.

El sitio en cuestión era este pequeño puente, que cruza el Embalse del Pontón Alto en uno de sus estrechamientos, y que dejaba un espectáculo visual a cada uno de sus lados. Detuve el coche como quien ve un jabalí en la carretera y me lancé a hacer fotos a ambos lados del puente, cruzando la carretera tres o cuatro veces para aprovechar cada segundo de ese atardecer, justo en el momento en que el sol desaparece tras el horizonte. 

El momento es tan breve que todas estas fotos están hechas en un periodo de menos de cuatro minutos, desde las más claras hasta las más oscuras. Un minuto antes no había tonos rosáceos en el cielo, solo azul claro; y un minuto más tarde solo azul oscuro. Para que se aprecie el oscurecimiento, he ordenado las fotos cronológicamente. Esta vez puedo decir sin miedo a equivocarme que estaba en el momento exacto en el lugar exacto.